Magnolias de acero: aprendiendo de Carmen y Estrella, dos mujeres de diferentes generaciones

Se nos han acumulado varios testimonios de vecinas (heroínas) de Magnolias de acero, el magnífico programa que nos las está acercando desde Radio Almenara.

En primer lugar, os dejamos el capítulo en el que conocimos a Consuelo, mujer octogenaria que “ríe hasta con el alma”. Una historia de posguerra, inmigración o expropiaciones en la Ventilla ( junto a su compañero, el conocido Perucha). Cuenta como allí “de cada familia murieron uno o dos por la droga”, y como el deporte ha sido fundamental para que el veneno no anidara en su familia. Consuelo también teje barrio con sus talleres de patchwork (en la Asociación Vecinal o en el Espacio de Igualdad Hermanas Mirabal).

“Has construido un castillo para mí con todas las piedras que te lanzaron”. Se lo dijo su hija. Magnolias también nos ha presentado a Estrella (Quito, 38 años, vecina de la Ventilla hoy). Desde pequeña se reveló a las normas machistas que beneficiaban a sus hermanos. Las chicas no podían jugar a la peonza y ella se fabricó una con una pipa de aguacate y un clavo. Viajó a España obligada para estudiar y reunirse con su hermano mayor, en 1996. Trabajó y tras cuatro años trajo a su amado desde Ecuador…pero entonces empezó una etapa en la que la violencia machista se cebó con ella. Sacó fuerzas del amor hacia su hija para ir a una casa de acogida y empezar una nueva vida. Hoy trabaja, hace de voluntaria y estudió Auxiliar sociosanitaria. Toda una heroína.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *