¿Por qué os metéis con los nazis?

Yo sé que es una pregunta extraña por la obviedad de la respuesta, pero es que últimamente la he visto y escuchado a mi alrededor unas cuantas veces.

Vamos a recapitular: a mediados de agosto, unos nazis vinculados al MSR se colaron en un edificio de mi barrio propiedad del célebre Gao Ping. Enseguida anunciaron que iban a fundar un “Hogar Social” donde únicamente se iba a dar comida a españoles. Yo añadiría a españoles blancos, porque no me creo que recibieran bien a alguien de otra raza que mostrara su DNI. La estrategia no es nueva ni mucho menos.

Para que no hubiera dudas de por donde iban los tiros, el “Hogar Social” fue bautizado como “Ramiro Ledesma”. El tal Ramiro fue un vecino del barrio, reconocido admirador de Hitler y que en los años 30 fue una de las mentes pensantes de la adaptación del nazismo alemán a las peculiaridades españolas, que produjo como resultado práctico la fundación de las JONS en 1931 junto a Onésimo Redondo. Aquí puedes ver la historia completa. Una de las cosas que acabaron importando del nazismo alemán fue la “Winterhilfswerk”, una organización caritativo-propagandística nazi que se encargaba de proporcionar comida y techo en invierno a aquellos alemanes arios más desfavorecidos. Gran instrumento para reclutar adeptos a la causa y para proporcionar una fachada humana al monstruo. Puedes leer más aquí(en inglés).

Mucho se ha escrito recientemente sobre la ascensión de “Amanecer Dorado” en Grecia, llevada a cabo exáctamente con las mismas técnicas: fomento del odio al extranjero, su dosis de violencia y ración de comida para los blancos pobres. Es por tanto, una estrategia repetida una y otra vez. Detrás de la caridad hay un monstruo que hace 75 años provocó una guerra que duró 6 años y en la que murieron al menos 50 millones de personas.

* Seguir leyendo en Las cosas de Rigodón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *