Tetuán: una gentrificación de arriba abajo

El fin de semana del 10 al 12 de octubre se celebró una interesante jornada en el CSO EKO titulada Procesos urbanos en el capitalismo contemporáneo y sus luchas. Organizaba la Universidad Popular de Carabanchel y uno de los días se dedicó a hablar sobre el proceso del Cabanyal y, desde la Ofinina de Vivienda y Tetuán, de la gentrificación, sobre sus particularidades aquí, y sobre el movimiento okupa como freno contra la gentrificación. Os dejamos un breve resumen de lo que allí se habló.

Asistentes a la charla. Layla y Luis hablando sobre gentrificación  y tetuán al fondo.

Asistentes a la charla. Layla y Luis hablando sobre gentrificación y tetuán al fondo.

No hay día en el que la palabra de moda, gentrificación, no aparezca en un artículo, retuiteándose o imprimiéndose compulsivamente en los muros de Facebook. En todos ellos, el fenómeno se describe como propio de los centros urbanos en exclusiva, y ligado a los patrones de consumo. A lo que se empieza a llamar hipsterización. Estos artículos olvidan a los agentes gentrificadores más decisivos y feroces (grupos empresariales y administración pública).

En las periferias el desplazamiento vecinal se ha dado decididamente de arriba abajo, con excavadoras cambiando trazados y derribando casas. Al dictado de grandes operaciones inmobiliarias, bajo el prestigiado sello de la regeneración urbana y amparados en planes urbanísticos varios. Así ha sido desde que Tetuán existe, y a día de hoy las obras interminables en el Paseo de la Dirección son un buen ejemplo de desinversión programada de un barrio.

mapa

Es cierto que el año pasado muchos creímos ver la llegada de una gentrificación de matiz más cultural con las intervenciones del proyecto Paisaje de Tetuán si bien pero, incluso en este caso, es el Ayuntamiento quien está detrás de lo que han llamado en su propia propaganda el Soho madrileño.

Movimientos sociales para frenar al gentrificación en Tetuán. Acción-reacción-acción
De igual forma que la okupación ha servido de parapeto para el avance de la gentrificación en Tetuán, otras manifestaciones de los movimientos sociales han conseguido mantener viva la ciudad consciente de sí misma y combativa en este rincón de Madrid. Al fin y al cabo, la lucha contra la gentrificación es una lucha por la ciudad. De un lado, el sistema capitalista trata de imponer un modelo de ciudad acorde a sus intereses, que no son otros que el aumento constante de la tasa de beneficio mediante la explotación, la especulación y la mercantilización de cada vez más aspectos de nuestra vida. Del otro, aquellos habitantes de la ciudad que se niegan a ver cómo los barrios en los que viven son convertidos en lugares donde lo único que importa es la circulación de mercancías. De un lado la dominación, del otro los que la resisten.

Explicándonos las luchas en Cabanyal

Explicándonos las luchas en Cabanyal

La gentrificación ha sido una de las herramientas clave utilizada por el sistema para imponer su modelo de ciudad. Esta maniobra permite especular con los locales comerciales, los solares y las viviendas de esa zona, que sufren una importante revalorización. Así, los vecinos originales del barrio son expulsados a la periferia, normalmente a ensanches y urbanizaciones que además sirven mucho mejor a las necesidades de control social que las calles pequeñas y laberínticas del centro. Sin embargo, la gentrificación puede ser resistida, y una de las herramientas para hacerlo es la okupación, que impide que la vivienda sea convertida en mercancía y reconstruye los lazos comunitarios que la gentrificación rompe, igual que el resto de los movimientos sociales.

La importancia de estos movimientos en el barrio ha hecho que durante el último año y pico Tetuán ha sido objeto de atención mediática en el Estado español –e incluso en el extranjero- por la movilización contra el derribo de Ofelia Nieto 29, por la particularidad del Banco de Alimentos autogestionado o por la campaña Invisibles de Tetuán. Un telespectador atento y sensible a temas sociales puede haberse llevado la impresión de que Tetuán es la aldea gala de Madrid. En Tetuán existe tejido social, sí, aunque también un barrio que transcurre mayoritariamente al ritmo de la ciudad zombi.

Las magníficas vistas desde el último piso de Eko

Las magníficas vistas desde el último piso de Eko

Lo cierto es que la propia acción de estos y otros movimientos, han hecho crecer la conciencia de la necesidad de luchar también por el territorio en Tetuán. Buen ejemplo de ello son las distintas reflexiones nacidas desde la defensa de Ofelia Nieto 29, que tuvieron continuidad en el trabajo previo al Paseo de Jane de 2014.

Sin embargo, esta exposición mediática también ha traído recientemente una agresión por parte de los poderes fácticos a los movimientos sociales del barrio. La reciente ocupación –escrito conscientemente con “c”- de un espacio por un grupo de nazis fue utilizada por el Ayuntamiento para, a través de la policía y sus comunicaciones a la prensa, criminalizar el tejido antagonista de Tetuán y la okupación.

Posteriormente, la ofensiva publicitaria se ha extendido a la pobreza, un supuesto problema de inseguridad y a la okupación de viviendas en su sentido más amplio.

En el índice de este capítulo de la lucha por la disciplinación de la ciudad, no se contaba con que los vecinos se unieran aún más para expulsar a los nazis. Es seguro que viviremos nuevos capítulos contra la gentrificación del barrio.

Un pensamiento en “Tetuán: una gentrificación de arriba abajo

  1. Jimmy

    Boris Teck Simo Bonjours je voudrait participez au concours assasin’S creed lll,Pourquoi moi?:1-Je connais toute la série d&rrsuo;assasqin&ssquo;s creed.2-la chance peut sourire à tout le monde.3-J’ai envie de découvrir la suite d’un grand jeu.4-C’est la seul chance de l’avoir,pour évitez de payer.5-Car je vous Aime..Souhaiter une bonne journée à toute votre équipe de ma part !!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *