isa

Un pensamiento en “isa

  1. Isabel

    Gracias por publicar esta foto. Zarandear a vecinas, pero eso no fue todo.
    Después de empujar al fotógrafo que portaba la cámara de vídeo y de obligarle a bajar la calle me arrastraron violentamente del portal, llevaron a una calle contigual y peatonal, la travesía de los nueve, mientras una policía me retorcía la mano, me acorralaron entre 7-8 policías. Estaba en el suelo y entonces intentaron quitarme el bolso, en esas circunstancias, sin que nadie me pudiese ayudar, ni grabar lo que estaba ocurriendo, sentí que me estaban violando.Todavía estoy afectada. Como digo, tiraron y tiraron del bolso, yo les decía que no me lo quitasen, que tenía todas mis cosas, cosas de mis niñas…finalmente me lo arrancaron,Yo seguía en el suelo rodeada de policías. Mientras tanto hurgaban en bolso, veía como removían mi móvil, la libreta de ahorros y la targeta de crédito la cogieron. Empezé a ahogarme, no podía respirar, estaban literalmente cortándome el aire, pedí que me soltasen y vi mis cosas por el suelo. Me estaban pisando. Un muñequito de Dysney de mi hija ( al final acabo guardando de todo) Les pregunté que porqué hacían eso, porque no nos escucharon cuando les dijimos que esperasen que el desahucio no lo podían ejecutar, que tenía que llegar la comisión judicial a las 11:30. Que era por una estafa. Me dijeron que lo que yo hacía no ayudaba. Les pregunté que si tenían hijos, que eso a mí no me importaba y que la que no los tenía era yo, me contestó la policía municipal. Cuando pude levantarme tenían mi libreta y targeta en la mano. No me lo podía creer y se los quité. Les dije que yo misma me identificaría y así lo hice. Me duele todo el cuerpo, pero eso no es lo que más duele. Duele sus miradas de odio y que me tratasen como una delincuente. Duele ver como buscaban en mi bolso, violando mi intimidad. Identifiqué al policía que cogía mis datos, al que dijo llamarse superior que se puso la identificación ( se la sacó del bolsillo) y me repitió que si necesitaba asistencia médica, me enfadé porque ellos mismos me habían agredido, y me dijo que no podía hablarle en ese tono. Estaba muy nerviosa.Aunque insistí en que la mujer policía se identificase, se dió media vuelta. Entonces fué cuando se revolvió contra mí y dijo que me iba a llevarme detenida y que le había dado 3 patadas. Le contesté que me había sentido muy agobiada cuando todos estaban sobre mí y que había sufrido un ataque de nervios pero que no dí patadas, ni me defendí.

    Debemos seguir luchando por todos los derechos.
    SiSePuede!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *